Clínica Dental Sonríe

La importancia de la Monitorización en Odontología

Monitorización odontología

Enero 2020

La importancia de la Monitorización en Odontología

Por Dra. Victoria Budini Jorquera – Dr. Matías San Martín | Cirujanos Dentista de la Universidad de Chile | Equipo Clínica Dental Sonríe

En odontología hay muchos procedimientos que no se pueden realizar en un box de atención dental, sobre todo, aquellos procedimientos en relación a la cirugía bucal, puesto que se deben cumplir condiciones sanitarias más exigentes y con elementos más especializados como el Monitor Cardiaco; instrumento para el control dinámico de variables fisiológicas vitales y que no sólo sirve el equipo profesional sino que también permite brindar tranquilidad a nuestros pacientes. De esta manera los procedimientos serán más seguros y sobre todo altamente exitosos. Este “Monitor Cardiaco” debería estar siempre presente en todo pabellón y en este post te contaremos por qué.

monitorización odontología pabellón cirugía

La monitorización se define como “un conjunto de métodos de observación y registro de datos provenientes del paciente”, esto nos permite tener una información constante y por tanto poder hacer una evaluación continua y exacta de las fluctuaciones funcionales del individuo hasta que recobre su estado normal.

La monitorización y observación continua de estos parámetros, nos permite estar alerta y observar el comportamiento y cambios de un paciente ante una condición determinada.

Monitorizar a un paciente es fundamental en procedimientos anestésicos complejos con sedación consciente con médico anestesista. No obstante, es sabido que en general todos estos procedimientos quirúrgicos dentales producen mucha ansiedad y que son capaces de alterar sistémicamente a muchos pacientes. Si bien esta situación en un paciente joven, completamente sano no significa mucho, pero si alguno de estos pacientes tiene alguna enfermedad de base, ya sea diabetes o HTA, enfermedades altamente prevalentes en nuestra población, podría eventualmente producir alguna complicación médica. 

Por otro lado, en cirugía bucal se está implementando mucho la combinación del uso de técnicas anestésicas “más blandas” como la anestesia dental más sedación oral, donde además de la anestesia dental convencional, se administra algún fármaco derivado de las Benzodiazepinas (Como por ejemplo el Diazepam).

Para definir el uso obligatorio de monitorización debemos evaluar, como especialistas, tres parámetros:

  1. Estado físico del paciente: Para la Sociedad Americana de Anestesiología existen dos tipos de pacientes: ASA I (paciente saludable) y ASA II, vale decir, que padecen alguna patología de base, como diabetes, hipertensión u otras. Éstos últimos han de ser monitorizados continuamente en los procedimientos quirúrgicos. Es importante mencionar la real importancia de hacer una buena evaluación “médica” y no tan solo dental y que también, los pacientes nos cuenten su historial clínico completo.
  2. Técnica anestésica a emplear: Cuando además del uso de anestésicos locorregionales (anestesia dental) se emplea simultáneamente técnicas de sedación es obligatorio monitorizar al paciente. Un ejemplo entonces sería por ejemplo, la instalación de un implante dental con anestesia dental normal y con la administración previa de algún calmante o sedante (Midazolam es uno de los más conocido).
  3. Tratamiento odontológico a ejecutar:  La Monitorización se utilizará frecuentemente en el contacto de la cirugía bucal. Para situar de manera más precisa el umbral de uso de la monitorización, definiremos que no es necesario en procedimientos quirúrgicos sencillos como, por ejemplo, cirugía de frenillo labial, exodoncias simples entre otras. En cambio, cuando la intervención es compleja y de larga duración como, por ejemplo, extracción de terceros molares incluidos, semi incluidos o impactados; fenestraciones complejas de dientes no erupcionados, así como en cirugías de implantes múltiples o injertos óseos, se debe usar la monitorización ya que representa una alta garantía de seguridad a la hora de trabajar en pabellón.
monitorización odontología

Así también, es importante definir que existen dos tipos de monitorización que son complementarias:

  1. Monitorización básica o de rutina: Es la cual como odontólogos nos interesa, nos proporciona información imprescindible para conocer las principales funciones vitales del individuo, función circulatoria (control de la tensión arterial, frecuencia y ritmo cardiaco) y respiratoria (saturación de oxígeno).
  1. Monitorización especializada: Reservada cuando se quiera conocer con detalle el funcionamiento de otros órganos o sistemas, su uso se justificará por la presencia de una patología concreta, local o sistémica, o por la complejidad de la técnica anestésica. Esta monitorización especializada suele ser más invasiva, más cara y usualmente requiere instalaciones hospitalarias.

Finalmente podemos concluir que contar con la tecnología para mantener una monitorización continua de los pacientes durante los procedimientos odontológicos complejos, es una ayuda para lograr un procedimiento seguro y que genere la tranquilidad del paciente. 

Para tener una visión más amplia y segura en nuestra atención brindada, en Sonríe trabajamos con monitorización de signos vitales bajo la supervisión de una enfermera universitaria para la realización de todos nuestros procedimientos odontológicos complejos realizados en pabellón. Además nos encontramos en convenio con Unidad Coronaria Móvil en caso de alguna eventualidad adversa. 

Recuerda que como paciente debes informarnos tu estado real de salud, así podremos tomar las decisiones correctas para brindarte el mejor tratamiento posible.