.

Clínica Dental Sonríe

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

¿Conoces el nocivo efecto del cigarro en los dientes?

Es rico fumarse un cigarrito de vez en cuando, pero si supieras lo mal que le hace a nuestra salud bucal, quizás no volverías a prender uno.

 

Existen todo tipo de fumadores. Está el que se levanta encendiendo un cigarro, el que se dice “fumador social” porque casi no prende pucho en la semana, pero llega el viernes y se lo fuma todo; la que solo fuma cuando tiene pena, en fin. Da igual, sea el fumador que sea, el cigarrillo siempre es dañino para nuestra salud.

 

Y no solo para el que fuma, también para los que están cerca. Por suerte el fumador pasivo no sufre los efectos dañinos que el activo si tiene en su salud dental. Sería muy injusto, ¿no?

Está archicomprobado que el tabaco afecta de múltiples maneras la salud de nuestras bocas, contribuyendo directamente en el desarrollo de enfermedades periodontales (de la encía) y ocasionando problemas muy desagradables, y visibles, a los fumadores.

Entre las afecciones más comunes están la reducción de los sentidos del gusto y del olfato, la modificación del color de los dientes y el mal aliento. Además, está demostrado que el cigarrillo altera la respuesta inmune contra las infecciones, disminuye la capacidad de reparar los tejidos de la boca y retarda la cicatrización de heridas, por lo que el dentista puede incluso contraindicar un determinado tratamiento en personas adictas al tabaco.

Estudios científicos han comprobado que el hábito de fumar dificulta, a largo plazo, la efectividad de los implantes dentales. Por ejemplo, tu dentista podría no recomendar un implante de titanio, ya que según los expertos, luego de 5 años de observación post operatoria, los fumadores tienen 2 veces más riesgo de perder sus dientes respecto a pacientes no fumadores.

Como si esto fuera poco, el tabaquismo además puede desencadenar en problemas más graves como el cáncer bucal y faríngeo. Cerca del 90% de los casos son causados por fumar cigarrillos, puros, pipas, tabaco de mascar, y otros subproductos del tabaco. Las sustancias tóxicas que componen el tabaco dañan las células de la zona de la boca y hacen aumentar el crecimiento de células anormales, que son las causantes del cáncer.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Una buena higiene dental podría ayudarnos a reducir los efectos negativos del cigarrillo en la salud bucal: correcto cepillado 3 veces al día, usar enjuague y seda dental. En el mercado hay distintos productos para controlar el mal aliento, como las pastas ,los enjuagues, el hilo dental, etc.

También estos dentífricos contribuyen a evitar la aparición de caries o enfermedades de las encías, pero sin dudas lo más importante y bueno para tu salud general, sería dejar el cigarro. Así podrías recuperar el brillo de tus dientes, mejorar tus sentidos del gusto y el olfato, reducir el riesgo de enfermedades y sonreírle a la vida.

 

Clinica Dental Sonrie
«Sanamos Sonrisas»