Clínica Dental Sonríe

¡9 cosas que no sabias de los dientes!

1) Al igual que ocurre con nuestra huella dactilar, nadie tiene una dentadura como la tuya. Nuestros dientes son únicos. Por lo tanto, siéntete especial. Y por eso, ¡cuídalos como lo que son, algo único!

2) A lo largo de nuestra vida sólo tenemos 2 tipos de dentición. La primera son los dientes que tuvimos cuando éramos pequeños (un total de 20 dientes). La segunda dentición es la que tendremos el resto de nuestras vidas. Esta dentición es la que más tendremos que cuidar, porque ya no tenemos más…

3) Todos tenemos 4 tipos de dientes (incisivos, caninos, premolares y molares) y cada uno tiene su función: cortar, desgarrar o triturar.

4) El tabaco influye en la salud bucal de los fumadores. Frente a los no fumadores, presentan un mayor número de bacterias agresivas para las encías y peor control de placa. Además, tienden a tener un mayor riesgo de caries. ¿Sigues fumando? no lo hagas mas!

5) Muchas enfermedades en cualquier otra parte del organismo están directamente relacionadas con nuestra higiene bucal: derrame cerebral, lesiones musculares, diabetes, infecciones respiratorias o enfermedades del corazón.

6) Al día producimos en nuestras bocas ¡entre 1 y 2 litros de saliva! Imagina en toda una vida toda la saliva que llegamos a generar, podríamos incluso llenar dos piscinas con ella. La saliva cumple con varias funciones más importantes de lo que podríamos imaginar, como evitar que nos atragantemos con la comida, intensifica el sentido del gusto y protege nuestros dientes de la bacterias que se generan en nuestra boca.

7) Al año deberíamos de cambiar de cepillo de dientes al menos cada 3 o 4 meses o también cuando el pelo del cepillo de dientes está desgastado. Como hábito en cada comienzo de estación podrías realizar el cambio.

8) Si se te cae un diente, ¡que no se te ocurra reinsertarlo! Mételo en un vaso de agua o de leche y ve a ver a un dentista inmediatamente. El tiempo es crucial para poder salvar ese diente.

9) En 1800 en Inglaterra, todas las personas que tenían dentadura postiza solían comer en sus habitaciones antes de cualquier evento en el que había que cenar. Esta tradición tan victoriana les evitaba el bochornoso momento que podían pasar si en plena cena se les caía la dentadura.

 

Clínica Dental Sonríe
«Sanamos Sonrisas»