Caso Carillas

imagen1Tratamiento protésico que consiste sustituir o reparar el esmalte por una fina lámina de cerámica u otro material que será íntimamente adherido a la superficie dentaria.

Con estos grosores debiéramos ser capaces de ocultar algún defecto de la pieza dentaria o transformar la anatomía. Debemos recordar que es la reposición del esmalte por cerámica o Resina Compuesta (RC).

Desde tiempos remotos se han usado diversos tipos de maquillaje. El Dr. Charles Pincus comenzó usando en Hollywood, como técnica de maquillaje dental, unos frentes estéticos que se colocaban brevemente en la boca. Pero luego con el advenimiento de la RC y los cementos, aumentan las aplicaciones.

Clasificación de Carillas

imagen-2El elegir entre una carilla indirecta, ya sea de RC o cerámica, es de incumbencia netamente del profesional que realiza la acción.

Indicaciones

imagen3• Alteraciones de la forma de piezas dentarias anteriores, (patologías de malformación dentaria )como dientes de Hutchinson o conoideos. En este caso se elige realizar la técnica directa, porque no tendríamos sustento dentario suficiente para que la porcelana soporte y si se aumenta el volumen de cerámica para darle forma de lateral a esta pieza dentaria va a quedar un grosor muy grande y sin sustento dentario, aumentando su fragilidad y provocando su posterior fractura. En cambio la RC la puedo adherir sin dañar la estructura dentaria, lo que hace al tratamiento reversible.
• Dientes anteriores con alteración de color, debido a tratamiento endodóntico o traumatismos. En estos casos se realiza una combinación de tratamientos: clareamiento externo e interno +carilla. Dependiendo del grado de oscurecimiento de la pieza dentaria será la elección de carilla directa o indirecta, porque tenemos sustrato dentario suficiente. A mayor oscurecimiento se preferirá un procedimiento indirecto.
• Lesiones de dientes anteriores por tetraciclinas o fluorosis que no responden a tratamientos conservadores. Se debe recurrir a la técnica de clareamiento + carilla indirecta de cerámica, ya que al realizar el desgaste el oscurecimiento se mantiene. Si se quiere realizar una carilla directa se deberá utilizar un material opaco (el opaco puede ocultar incluso metal), pero el problema que surge es ¿cómo se oculta el opaco? Para no caer en esa dificultad hay que buscar en el mercado opacos color dentina, ya sean fluidos o como RC de restauración (como la que trae la Z350 XT)(Amaris Voco tiene un sistema de dentina fluido opaco A3).
• Dientes vitales o no vitales con estética disminuida (múltiples restauraciones)
• Traumatismos, fracturas coronarias
• Cierre de diastemas. Si lo vamos a hacer con RC, lo ideal es hacer un encerado para cerrar el diastema equidistante y no dejar desarmonías.
• Malposición o discrepancia de tamaño
• Lesiones erosivas o abrasivas de piezas dentarias anteriores. En estos casos es imprescindible que se encuentre esmalte remanente para asegurar mejor adhesión.

Contradicciones

• Pacientes con mordida bis a bis. Es una contraindicación relativa, todo depende del diseño de la preparación, porque si no se va a invadir el borde incisal no estaría contraindicado, ya que quedaría en pieza dentaria. Si se invade el borde incisal allí estaría contraindicado. En estos casos, de mordida bis a bis, se puede realizar una preparación en ventana (explicada posteriormente) o que involucre la cara palatina.
• Hábitos parafuncionales. También considerada una contraindicación relativa, desde el diagnóstico el paciente debe ser instruido que su tratamiento va acompañado de un plano de relajación.
• Dientes sin esmalte suficiente (en especial para carillas indirectas) el riesgo de fracaso aumenta considerablemente, disminuye la retención y el sellado marginal. Es aceptable que haya a lo menos el 50% de la superficie de la preparación en esmalte y todos los márgenes estén en esmalte. Si se cumple esta condición podríamos realizar una carilla indirecta ya que obtenemos sellado y retención. Si no existe esmalte lo más indicado es realizar una PF o restauración directa. Todo esto debido a que la adhesión a dentina no es predecible.
• Restauraciones múltiples y amplias. Si estas están defectuosas y el remanente muy debilitado, se debe recurrir a la PF. Si se va a realizar una carilla directa con restauraciones presentes y aún existe remanente suficiente, hay que realizar las restauraciones de nuevo para que exista adhesión RC-RC.
• Coronas clínicas excesivamente cortas, dientes finos, donde no se tiene el sustento para realizar el desgaste, coronas muy triangulares. En estos casos no se tendrá sustrato para retener una carilla indirecta.

Requisitos de una Carilla Exitosa

• Reproducir contorno dentario con grosor mínimo. No mayor a 0.5mm en promedio, ya que va variando de cervical a incisal.
• Superficie y márgenes lisos y capaces de retener alto brillo. El brillo no es sustantivo para nosotros, si lo es la textura superficial, que debe ser similar a la del esmalte
• Capacidad de enmascarar cualquier descoloración sin aumentar el grosor.
• Ser capaz de imitar colores naturales. Es muy fácil de lograr con las cerámicas con las técnicas estratificadas pero siempre y cuando el grosor lo permita. En RC directa es más complicado porque vamos a trabajar normalmente con esmalte y si la pieza no tiene decoloración no va a presentar dificultad en la igualación del color, si existe decoloración debemos recurrir a un grosor mayor para poder ocultar.
• Resistir al desgaste y a la decoloración. Las cerámicas son las que llevan la delantera en estas cualidades, ya que son inalterables en el medio bucal en cuanto al desgaste y la decoloración. La RC necesita de mantención periódica para eliminar coloraciones externas.
• Fácil ejecución y bajo costo.
• Ser capaz de asumir función dentaria, reparable o de fácil sustitución. Tanto las carilla de RC y de cerámica son sustituibles, sin embargo solo es reparable la de RC. Siempre tener en cuenta que al sustituir una restauración debe removerse el tejido dentario (Adamantino o dentinario) que fue previamente sometido a técnica adhesiva.

Diseño

imagen4No Comprende borde incisalal

También llamada “en ventana”. Esta preparación es solamente vestibular, no invade los puntos de contacto ni el borde incisal y su eje de inserción (en carillas indirectas) es desde vestibular (en sentido antero posterior).
Esta es la preparación más conservadora, la más fácil de realizar y la que tiene más posibilidades de duración, pues todo el corte se realiza por el borde incisal de la pieza dentaria y la carilla no está siendo sometida a un eje de clivaje que la pueda desprender (tanto para las directas como indirectas).
Su limitación es que solo puede realizarse en PD que no tengan una malformación importante o que requieran alargamiento de la corona.

 

imagen5Comprende borde incisalal

Posee bisel incisal. Es decir compromete la mitad del borde incisal. Se considera la preparación más desfavorable, porque al realizar fuerzas masticatorias se producen fuerzas de tracción en la interfase cemento restauración, y todos los cementos son lábiles a la tracción, por tanto el cemento cede.

 

imagen6Cobertura de borde incisalal

 

 

Extensión Palatina

imagen7En este caso nos queda muy poco para realizar una preparación para PF, quedan las 2 caras proximales y el resto de la cara palatina.

En la cara palatina se pone la fresa troncocónica en forma vertical, creando un escalón. Al mirar la preparación desde incisal debe observarse el surco gingival. Si no se observa es porque la preparación está muy convexa y una carilla indirecta no entrará o la interfase diente restauración aumentará, ya que aumenta el cemento y esto provoca mayor riesgo de fractura de la carilla (la cerámica necesita un elemento sólido de sustento, por tanto la película de cementación no debe ser mayor a 25micrones)