Periodoncia

banner_estetica

La boca está compuesta por otros elementos más que solo los dientes, los cuales también pueden verse afectadas por enfermedades. Se estima que sobre el 90% de la población que llegue a los 65 años habrá tenido algún tipo de condición en sus encías, las denominadas enfermedades periodontales.

Las principales enfermedades de este tipo son la gingivitis y la periodontitis.

La Gingivitis es la inflamación de la encía que rodea a los dientes y se asocia principalmente a la placa bacteriana. Ésta es una de las primeras manifestaciones de las enfermedades periodontales.

Esta inflamación se manifiesta como un enrojecimiento de la encía, muchas veces acompañado de sangrado el cual puede ser espontáneo o al cepillarse. La encía tiende a tornarse de un color rojo intenso o vinoso en toda la boca o de forma localizada,  pudiendo estar acompañado incluso de mal aliento (halitosis) y dolor.

Al no tratarse oportunamente, ésta puede evolucionar a una periodontitis, que corresponde a la infección e inflamación crónica de los tejidos que soportan a los dientes, a decir, la encía, hueso y ligamento periodontal. La periodontitis al ser una enfermedad crónica, si no es detectada y tratada a tiempo puede llevar a la pérdida de dientes en el mediano o largo plazo.

Los signos de la periodontitis son similares a los de la gingivitis, acompañándose también de movilidad dentaria y/o cambio de posición de éstos (migración). Esto tiene repercusiones tanto en la parte estética como en la función normal de la boca.

El objetivo del tratamiento es controlar y mantener la salud de los tejidos que rodean las piezas dentarias. Para esto, lo primordial es tener una correcta higiene oral, objetivo que se logra a través de la educación en el uso de diversas técnicas e instrumentos para desorganizar la placa bacteriana y evitando que se forme sarro.

 

La correcta higiene oral consiste en algunos simples pasos:

  • Lavado de dientes mínimo 2 veces al día (al levantarse y antes de dormir)
  • Uso de cepillo suave y de cabezal pequeño
  • Cepillado con movimientos de barrido, circular, mínimo dos minutos.
  • Uso de seda dental

 

Si tienes los siguientes síntomas te recomendamos agendar hora con uno de nuestros especialistas:

  • Cuando presentes sangrado espontáneo o después del cepillado
  • Halitosis
  • Movilidad dentaria
  • Supuración o secreción de tus encías
  • Retracción de las encías
  • Embarazadas: las enfermedades periodontales deben ser controladas en el caso de las embarazadas ya que puede provocar casos de nacimiento prematuro e infección vertical de bacterias madre a hijo.

«Si no tienes ningún síntoma una forma de prevenir las enfermedades periodontales es realizándose una limpieza dental cada 6 meses»